Feeds:
Entradas
Comentarios

Cuando dispongo de un poco de tiempo libre, hay un montón de cosas con las que disfruto, y una de ellas es la dejarme llevar por la red, buscando el origen de fotrografías, documentos, artículos, etc. que me voy encontrando. Entre millones de publicaciones, es bastante difícil separar el trigo de la paja. Pero en ocasiones te encuentras sorpresas como la que hoy quiero compartir con ustedes. Su nombre es Peter Gabriëlse, y es sin duda un artista para quitarse el Sombrero.
Una obra de arte tiene infinidad de maneras de representarse: pintura, escultura, fotografía, grabado, representaciones que pueden ser efímeras, que tienen muy poco tiempo de vida, u obras pensadas para perdurar en el tiempo. En la obra de Gabriëlse, el tiempo es un factor muy importante, ya que recogen momentos, integrados por elementos cotidianos cuyas texturas y materiales dan intensidad y sentido a sus esculturas. La obra de Peter es especial.
Estoy seguro de que no gustará a todo el mundo, ya que se trata de una técnica diferente de representación, como él las denomina “esculturas en caja”.
Desde hace un tiempo estoy muy interesado por este formato artístico, un complejo sistema que combina el espacio, las texturas y la luz. Una conjunto de escultura, pintura y fotografía en un solo formato, todo ello con la finalidad de transmitir una sensación.

Peter Gabriëlse

Peter Gabriëlse

En el siguiente vídeo podrán conocer las esculturas del artista y disfrutar viendo su taller, un precioso entorno para desarrollar este trabajo tan especial.

Sin duda un artista para quitarse el sombrero… O al menos eso me lo parece a mí.
En la web de Peter Gabriëlse podrán conocer todos los detalles de su obra.
Espero que les guste.

Visto en: Peter Gabriëlse, YouTube y Pinterest

 

Sombreros de Revista

Con el calor que nos acompaña este verano, nada puede resultar tan gratificante como sentarse debajo de un árbol y disfrutar de la lectura de un buen libro o revista. Elegir un libro es tarea complicada, y muchas veces nos dejamos llevar por alguna recomendación con la esperanza de acertar en la elección. Hoy quiero hacerles yo una sugerencia de lectura, pero en vez de libro, les recomendaré revistas. Nada más y nada menos que toda una colección de “The Canadian Millinery Review” publicadas en 1910.
Un recopilatorio con los doce números de ese año, más de 300 páginas repletas de Sombreros, modelos, anuncios dedicados a la industria del Sombrero y de las Sombrererías, principalmente destinada a la moda femenina.

The Canadian Millinery Review

Modelos, diseños, tendencias, anuncios, una completa guía para conocer y disfrutar con la moda del sombrero en Canadá en el año 1910.
El libro original se encuentra en la University of Toronto, ciudad de donde también es el origen de la publicación.
Este recopilatorio pueden verlo al completo y descargar en la web de Internet Archive.
Sin duda un libro de lo más entretenido para una tarde calurosa de verano, y una fuente de inspiración para los diseñadores de sombreros.
Esperamos que les guste.

Visto en: Internet Archive

Comprar un Sombrero no tiene que ser algo aburrido, por ello en Albiñana hemos inaugurado un rincón muy especial. Nuestro sillón de “Lectura con Sombrero”, un lugar dedicado a los más pequeños, donde dejar volar la imaginación con un buen montón de cuentos y sombreros para disfrutar.
Ahora, si vienes a la Sombrerería, ya no estarás aburrido esperando las compras de los mayores, puedes adentrarte hasta el final de la tienda y encontrarás un espacio dedicado especialmente para ti, un confortable sillón y un montón de libros para leer.
Pero eso no es todo, para que puedas hacer una lectura con Sombrero en toda regla, tienes a tu disposición unos elegantes modelos para ponerte. Uno de arlequín para las historias divertidas y un clásico borsalino para convertirte en investigador y descubrir enigmas como la de “Por qué los Gatos no llevan Sombrero“, uno de los libros favoritos del rincón. O también descubrir dónde está “El Sombrero de la Reina”

Rincón de Lectura con Sombrero

rincon_de_lectura1

Rincón de Lectura con Sombrero

 

Ya ven cómo comprar un sombrero puede ser muy divertido para toda la familia. Para los mayores eligiendo y probando todos nuestros modelos, y mientras tanto, los más pequeños disfrutando en el rincón de “Lectura con Sombrero”. No se lo deben perder…comprar sombreros es divertido en Sombrerería Albiñana.
¿Vienes? Lo pasaremos muy bien.

Visto en: Sombrerería Albiñana

Una vez alguien definió el oficio de Sombrerero como vendedores de sombras, y seguramente no estaba muy descaminado. Sombreros, perfectas máquinas de fabricar sombras. Diferentes modelos que proporcionan infinidad de sombras. Alargadas, circulares, sobre el suelo, o en la pared dejando un rastro efímero a nuestro paso. ¿Pero puede un Sombrero perder su sombra?
Hoy traemos un cuento al blog que habla de sombras, Sombreros y especialistas en sombras, un oficio con mucho futuro en esta época que nos toca vivir, anque quizás tuviese más sentido denominarlo pintor de sombras. Solamente con leer el periódico cada mañana podemos encontrar grandes especialistas en la materia.
Paula Pérez Fernández es finalista en la V Edición del Concurso de Microrrelatos “Cuentos y Sombreros” y autora de“El Sombreado Loco”.

El Sombreado Loco

Sonó de forma enérgica la campanilla de la puerta.
– ¡Perdone! ¿Hay alguien? Tengo una urgencia- dijo una nerviosa voz masculina.
Rápidamente salí de la trastienda.
– Dígame, ¿qué le ocurre?
– ¡Mi sombrero no sombrea como siempre! ¿Tienen especialista en sombras?- dijo aquel joven mientras agitaba con la mano un sombrero de ala corta marrón.
– ¿Perdone?- Dije sorprendido. -¿Especialista en sombras?
– Sí. Este tema solo lo podría tratar él. Es algo serio.
– Mire, soy sombrerero desde siempre, experto en sombreros y… en sombras. Puede confiar en mí. Cuénteme… los síntomas.
– Ya,…Bueno, ocurre que cuando me lo pongo, veo las sombras invertidas. Mi cabeza abajo, los pies arriba.
– ¿Invertidas dice? Déjeme el sombrero. A ver… ¡Está claro! ¡Lleva usted el sombrero del revés! Pruébeselo ahora.
– No me diga. ¡Asombroso! ¡Mi sombrero ya sombrea como sombreaba! ¡Qué alegría!

Paula Pérez Fernández
Finalista de la V Edición del Concurso de Microrrelatos “Cuentos y Sombreros”, organizado por Sombrerería Albiñana

Muchas gracias Paula por enviarnos esta maravillosa historia de “Especialistas en Sombras”.
Otro cuento que pasa a ocupar un lugar destacado en nuestro recopilatorio de“Relatos con Sombrero”.
Les recordamos que en breve convocaremos la VI Edición del Concurso de Microrrelatos “Cuentos y Sombreros”, si desean participar, estas vacaciones puede ser un buen momento para que las musas les acompañen imaginando alguna historia con sombrero.

Visto en: Concurso de Microrrelatos Cuentos y Sombreros

Esa es la sensación que tengo yo, incapaz de quitarme el Sombrero, pero no el físico, más bien el mental. Sombreros, sombrererías, sombrerer@s, todo el tiempo dentro de mi cabeza, incluso en las vacaciones.
Y este año no iba a ser diferente, unos días de vacaciones y…pensando en Sombreros, en escaparates con Sombreros. Y del dicho al hecho, manos a la obra y a trabajar en una nueva decoración para Sombrerería Albiñana. Por ahora solamente el comienzo, pero ya una línea marcada para seguir trabajando e imaginando más Sombreros, en este caso para adornar las paredes.

Arte con Sombrero

Arte con Sombrero

“Cuadros con Sombrero” que ya adornan las paredes de Albiñana, una pequeña y peculiar exposición que pueden ver en la tienda de la calle Magdalena.
Esperemos que les gusten. ¿Vienen a verlos?

Visto en: Sombrerería Albiñana

El Sombrero Automático

La verdad es que me gusta especular y pensar cómo será el futuro que nos espera, hacer cábalas sobre el tipo de sociedad en la que viviremos, y sobre todo intentar adivinar el futuro del comercio minorista, y por supuesto de las Sombrererías. Un futuro que según determinados visionarios, no pinta muy bien para el pequeño comercio. Unas predicciones que espero sean erróneas.
Hace unos días tenía la oportunidad de leer un artículo que escribía Enrique Dans titulado Singularidades, rentas básicas y otras paranoias“, una interesante visión sobre rentas, trabajo y futuro. En el artículo se habla del trabajo automático, de robots y sobre todo, de cómo estos pueden y podrán hacer las labores de una forma mucho más eficaz que cualquier ser humano. Un gran avance para nuestra sociedad, y una considerable mejora para nuestra calidad de vida.
Pero esta reflexión lleva a la siguiente, ¿dónde trabajaremos? y ¿quién pagará nuestros salarios para que podamos consumir los productos fabricados por esos eficientes robots? En el artículo de Dans se ofrecen una serie de soluciones y dudas sobre estas cuestiones, por lo que yo les invito a leerlo.
Pero pensemos en el comercio, en la tienda de barrio, donde Juan, Manolo o María diariamente le ofrecen una sonrisa, un agradable rato de conversación y le aconsejan los mejores productos que tienen a su disposición. ¿Podemos automatizar eso? Creo que no.

Sombrero Automático

Uno de nuestros mayores valores es sin duda la atención al cliente, y en nuestra sombrerería lo intentamos a diario. Una sonrisa, un buenos días y una despedida amable son sellos de la casa, seguramente, igual que en el resto de pequeños comercios de la ciudad. Como negocio tenemos la obligación de atender a nuestros clientes, ofrecerles el mejor servicio y atención, antes, durante y después del proceso de venta.
Entiendo que el objetivo de cualquier empresa es la rentabilidad, y que uno de los mayores costes es el del personal, por eso también entiendo que de manera continuada las grandes cadenas nos ofrezcan su servicio de compra online, mostrándonos el camino a la máxima rentabilidad, la venta sin establecimientos físicos y con unas plantillas muy reducidas.
Pero en un entorno realmente complicado, y donde todo el mundo busca la supervivencia, nos encontramos con datos contradictorios a la tendencia del mercado de los últimos años. Ahora las grandes marcas buscan nuevamente espacios en el centro de las ciudades, el Dorado prometido de los centros comerciales parece ser que no era tan rentable como se presumía.
Y entre todo ello la automatización del proceso, la venta automática, menos gastos para más beneficio.

opiniones del sr smith
Pero modestamente creo que se parte de un grave error: la compraventa de productos es algo más que un simple intercambio de dinero por mercancía, es un acto social, de comunicación, de relación, de experiencia, de observación… Todo un proceso que hace de la compra un acto placentero. Pues en ese proceso tiene una crucial importancia el profesional de la venta, sin él y sin los cientos, miles de pequeños comercios de calidad que hay en nuestro país la compra pasaría a ser un simple acto de subsistencia, una obligación para satisfacer una necesidad inmediata sin más. Tengo muy claro, y en nuestro negocio creemos y apostamos por ello, que el pequeño comercio aporta un gran valor a las ciudades, a la sociedad, y que el factor humano es su principal valor: el cariño, el conocimiento, la psicología del vendedor, que conoce el estado de ánimo que tiene su cliente, y muchos más aspectos que nunca podrán ser sustituidos por una máquina…al menos hasta que alguien sea capaz de reproducir al ser humano.
Muchas gracias Enrique Dans por tu interesante artículo, y por habernos hecho reflexionar una vez más sobre las tendencias del mercado.

“Los Comentarios del Sr. Smith – Reflexiones de la vida desde mi sombrerera”.

Visto en: El blog de Enrique Dans

Hoy voy a presentarles algo muy especial, por varias razones; en primer lugar por su valor, no me refiero a su precio, solamente a su utilidad. Especial por su contenido, por su autor, y también especial porque lleva algo de nuestra Sombrerería en su interior. Hoy les quiero presentar “El Sueño de Canuto” un precioso cuento escrito por Manuel Amat, “El primer Tiendólogo del Mundo” uno de los mayores expertos en comercio de nuestro país.
A Manuel lo conocí hace un par de años, seguro que mucho antes de que él me conociera a mi. Fue gracias a sus publicaciones en las redes sociales y a su incasable actividad organizando y participando en numerosas jornadas sobre comercio minorista. Ya en esa época me llamó la atención comprobar que compartía con él muchas ideas sobre el funcionamiento, y sobre todo, sobre la esencia del trabajo en el comercio. Tiempo después, pude conocerlo gracias a una interesante conversación telefónica donde hablamos de comercio, de proyectos, de inquietudes… Por casualidades de la vida, yo la realizaba desde Urueña (Villa del Libro). En la conversación me habló de su cuento en el cual nuestro negocio estaría de algún modo presente. Tengo que reconocer que me causó mucha emoción saber que el trabajo de Sombrerería Albiñana podía ser inspirador de una gran historia, como la que se narra en “El Sueño de Canuto”.

El Sueño de Canuto

El cuento habla de un sueño, un sueño que no deja dormir a su protagonista, y también de un logro, de una meta, la de montar una tienda de sombreros y paraguas, como es Albiñana.
Más que un cuento, el libro es una guía de ayuda y reflexión, en la que Manuel nos va dando una serie de pautas para lograr nuestro objetivo, desarrollar ese proyecto que no nos deja dormir, y todo ello sin morir en el intento.
Una motivadora historia que puede ser de gran utilidad para todas aquellas personas que quieran comenzar una nueva aventura empresarial en sus vidas.

El Sueño de Canuto

Como no podía ser de otra forma, en Albiñana tenemos nuestro ejemplar del libro, que por supuesto ya ha leído todo el equipo. Un ejemplar que ha pasado a formar parte de la biblioteca “con Sombrero” que poco a poco vamos alimentando.
Si desean adquirir “El Sueño de Canuto”, cosa que les recomiendo, pueden hacerlo en el siguiente enlace, tendrán una guía perfecta para ayudarles y animarles a desarrollar sus nuevos proyectos.
Muchas gracias Manuel Amat por haber escrito este interesante cuento y por haber elegido a Sombrerería Albiñana como inspiración. Sin duda este relato ya forma parte de nuestra historia comercial.
Manuel, espero que en breve nos podamos conocer en persona y hablar de comercio, de intenciones y por supuesto de sueños.

Visto en: La Tiendología

A %d blogueros les gusta esto: