Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7 mayo 2014

Hoy voy a romper una de mis reglas, hablar de una venta. No me gusta hacer público si tal o cual persona ha comprado Sombreros en Albiñana. Para nosotros la privacidad del cliente es muy importante.
Cierto es que por Albiñana han pasado a lo largo de su historia un buen número de personas célebres y muy conocidas, pero hoy no queremos hacer referencia a ninguna de ellas en particular. Queremos celebrar una venta de la tienda online, el destino más alejado al que hemos enviado Sombreros. En esta ocasión nuestros Sombreros han ido a Japón, una venta muy especial por tratarse de un récord de distancia, más de 10.000 kilómetros recorridos para atender a un cliente.

Sombreros a todo el mundo

Desde Sombrerería Albiñana hemos enviado sombreros a un buen número de países:  en la Unión Europea, al continente americano, etc.,  pero nunca habíamos tenido que viajar tan lejos para hacer una entrega. Y estamos encantados de ello.
Ha sido un verdadero placer poder atender esta compra, por supuesto, igual que el resto de las que se producen tanto en la tienda física como en la web. Pero esta tenía algo de especial, era un destino muy, muy lejano.
Quiero aprovechar el blog para agradecer a nuestros clientes la confianza que depositan en Sombrerería Albiñana al realizar sus compras, y especialmente a todos aquellos que nos visitan y compran desde fuera de España.
Es muy agradable pensar que por las calles de alguna ciudad, en cualquier parte del mundo, alguien llevará sobre su cabeza un sombrero o gorra comprado en Sombrerería Albiñana.

Muchas gracias por acompañarnos y confiar en nosotros.

Ahora ya lo sabe, en Sombrerería Albiñana estamos preparados para enviarle su pedido a cualquier parte del mundo, usted solamente elija el modelo y del resto nos ocupamos nosotros.

Visto en: Sombrerería Albiñana

Anuncios

Read Full Post »

Los Comentarios del Sr. Smith

opiniones del sr smith

No suelo salir, aquí se está realmente bien. Salir me agobia. Gente, montones de personas por todas partes. Voy saludando a izquierda y derecha.
 -Buenas tardes tenga usted.
– Que tenga un buen día…
Y ahora nadie responde, te miran con cara rara, ¿dónde están los modales?
Las buenas costumbres se han perdido, por eso el mejor sitio: mi sombrerera de metal.
Además, cuando salgo veo cosas extrañas que no entiendo bien del todo.
Hoy en el recorrido, un comercio nuevo, y pienso ¡¡bien!! Más actividad comercial para la ciudad, rápidamente me dirijo al escaparate y como si de un espejismo se tratase veo los precios,¡increíble! : unos zapatos 8 €.
En el comercio existe la libre competencia, cada uno pone el margen de beneficio que desea sobre el producto. Pero a pocos comerciantes conozco que fijen un precio por debajo del coste. Únicamente en épocas de rebajas, liquidaciones de stock, etc.
El comercio no se encontraba en ninguno de estos casos, por lo que estos zapatos tenían aplicado un beneficio. Entonces, pongamos que de esos 8 euros, por lo menos 3 eran de beneficio, lo que nos deja de resto 5. A esos 5 debemos descontarles el coste de la caja, pongamos 30 céntimos, restemos también el coste el envío otros 50 céntimos, teniendo en cuenta que vendría con más pares de zapatos en el mismo pedido. Restemos también la materia prima… pongamos 1 €, y el 21% de IVA aplicado en nuestro país. Continuemos con las restas, ahora quitemos el beneficio de la fábrica, y tras alguna que otra cantidad a eliminar podemos imaginarnos el coste de mano de obra de los zapatos. La cuestión final es ¿cuánto gana el trabajado que confecciona esos zapatos por cada par fabricado?,¿ y al día? ¿y al mes?…
Esto debe de ser lo que ahora denominan ser más competitivos, producir con unos costes más bajos.
Sería bueno que reflexionásemos sobre los productos antes de decidir una compra, y lo que se esconde detrás de ellos. Está claro que nos encontramos en una época de crisis, donde el poder adquisitivo ha disminuido mucho. También es cierto que debido a ello, ahora miramos los precios con lupa y comparamos las diferentes ofertas del mercado. Pero deberíamos pensar qué modelo de economía estamos alentando con ejemplos como el anterior.
No es ninguna novedad decir que los zapatos no han sido fabricados en España, ni en Europa, y también es claro cuál es su origen.
Para un fabricante europeo o español, le resulta imposible producir a ese coste, a no ser que pueda recortar sus costes drásticamente, en energía, impuestos, alquileres, y por supuesto en los salarios. Las consecuencias están claras: el producto de calidad y fabricado en unas condiciones normales no puede ser así de barato. Si vamos a precios así de baratos, nos encontraremos con sueldos baratos, con empleos de poca calidad, etc…
Ahora, después de esta reflexión, la próxima vez que mire un escaparate, y vea una oferta increíble, pensaré que lo barato puede resultar realmente muy caro.
Ya ven, no me merece la pena abandonar mi vieja sombrerera, donde mejor estoy es aquí. Siempre que salgo, después me arrepiento.

Read Full Post »

« Newer Posts

A %d blogueros les gusta esto: